miércoles, 12 de enero de 2011

Chamizo: Dominando el Sistema CGI


Nacido en Madrid en 1961, y vinculado a las artes plásticas desde temprana edad, Jesús Martín Chamizo estudia en varias escuelas de fotografía entre 1977 y 1980. Desarrolla su investigación y trabajo de manera autodidacta, hasta que se introduce en el mundo publicitario. Primero como asistente y, año y medio más tarde, monta su propio estudio. Desde entonces, su pasión e inquietud por la imagen le han llevado a desarrollarse en diferentes ámbitos, tratando de aunar en todos ellos, concepto, técnica y creatividad. Además de exponer a nivel individual y colectivo en diversas galerías, ha obtenido varios premios internacionales: Sol, Cannes, Afp, Lux, Fiap, Epica, N. York Festival… Ha trabajado para diferentes clientes como: Seat, Loewe, Bmw, Chivas, Telefónica, Chrysler, Honda, Iberia, Opel, C. Inglés, Mitsubishi, Repsol, Coca-Cola, Renault, Sony, CAMPSA, Volswagen,…

Su pasión sigue intacta, y su evolución dentro del sector, le ha llevado además de a las tecnologías digitales, al novedoso sistema CGI (Computer Generated Image), que mezcla imágenes reales con imágenes en 3D. Según sus propias palabras, “En todo caso, tan solo son diferentes herramientas que…manejadas adecuadamente nos permiten seguir evolucionando, y así desarrollarnos para continuar (con nuestra particular mirada), imaginando y construyendo nuevas e impactantes imágenes”.

El sistema CGI permite, mediante un software especializado, fusionar objetos en 3D con imágenes reales. Para ello, es fundamental tener muy claro cual es la imagen que se pretende crear (breifing, ángulo, óptica, escenario, luces, reflejos, acabados, etc...) para poder tener un control absoluto de la producción y obtener una imagen final óptima. Partiendo de la malla de un objeto en 3D, en este caso del vehículo (1), se fotografía la localización (2) en la que pretende situarse dicho vehículo en la imagen final. Además, hay que obtener una imagen de entorno (3) de 360ºx180º verticales que se aplicará posteriormente a la malla desde el mismo lugar en el que se situará el objeto. Ambas imágenes, junto con la malla 3D, se ensamblan y renderizan (4 y 5) mediante un programa especial de 3D para pasar posteriormente al acabado final (6) en Photoshop.

El dominio que tiene sobre este sistema, unido a su talento para fotografiar paisajes, hace que sus imágenes sean sorprendentes. Podéis ver más fotografías de Jesús Martín Chamizo en su portfolio de Behance, en su web personal y en su blog.