martes, 29 de enero de 2013

Nemo 33. La piscina más profunda del mundo


Localizada en Bruselas (Bélgica), Nemo 33 es la piscina de uso deportivo y recreativo más profunda del mundo. Diseñada por el Ingeniero Civil e instructor John Beernaerts, tiene una capacidad de 2500 m3 de agua a una temperatura entre 30 °C a 33 °C que es calentada mediante paneles solares. En el interior del edificio, se encuentra un enorme foso de buceo multinivel que alcanza la insólita cota de 33 m de profundidad máxima declarada (34,6 m según lectura de profundímetro digital), lo que la convierte en la piscina más profunda del mundo. Los primeros 12 m del vaso están sobre el nivel de la superficie, lo que permite ver desde casi cualquier rincón del exterior lo que sucede en el interior del foso de buceo a través de 14 ventanas.

El vaso de la piscina se divide en diferentes zonas de buceo a distintas profundidades para acomodarse a las necesidades de buceadores de diferentes niveles y titulaciones:
Zona de iniciación: -1,30 x 20 x 5 m
Zona de natación:  -2,50 x 20 x 5 m
Zona de descubrimientos: -5 x 8 x 8 m
Foso de iniciación: -10 x 6 x 6 m
Foso de buceo experto:  -33 x 6 x 6 m

La instalación cuenta con una zona de buceo bajo techo con 2 cámaras de aire a -9 m donde es posible quitarse la máscara de buceo, y una estancia a -7 m donde es posible sacar todo el cuerpo del agua. La iluminación de toda la piscina es tanto natural a través de los ventanales superiores de la zona de acceso como artificial, mediante una serie de focos en posición cenital, con temperatura de color de 4600°K, similar a la luz solar que iluminan el tanque central hasta la profundidad máxima de 33 m. Envolviendo todo el vaso de buceo, se encuentra el edificio de servicios, con vestuarios, cafetería, restaurante y aulas. Podéis ver más información de la instalación Nemo 33 en la web oficial.
Vía: Wikipedia.