lunes, 23 de octubre de 2017

Stupid Borders. Reflexión artística de Rubén Martín de Lucas sobre las relaciones entre las personas y el territorio


Residente en Madrid (España), Rubén Martín de Lucas es un artista visual Licenciado como ingeniero civil cuyas raíces están están en el arte urbano, siendo uno de los cinco fundadores de Boa Mistura (@BOAMISTURA).

Estas facetas, arte, ingeniería y arte urbano, han confluido en un trabajo personal que tiene como eje el paisaje y su “comportamiento asociado”, es decir los vínculos y modelos de comportamiento que generamos respecto al territorio. 

Según palabras del propio artista: “Mi trabajo, al principio con un carácter pictórico, ha ido girando hacia procesos más conceptuales donde el lenguaje ha sido ampliado a la fotografía intervenida, las acciones en el paisaje, el vídeo y la propia documentación generada en los procesos de investigación. De manera que son éstos, lo lenguajes, los que quedan al servicio de la idea motriz“.

Entre sus proyectos se encuentra “STUPID BORDERS”: un conjunto de acciones sobre el paisaje, obras y documentación que invita al espectador a reflexionar sobre las relaciones entre las personas y el territorio de un planeta, la Tierra, que nos trasciende en edad y sobre el que tenemos, un extraño, e intenso, sentimiento de propiedad.

Dentro de estas acciones de Stupid Borders se encuentran las Repúblicas Mínimas, unos microestados que duran como máximo 24h, miden 100m2 de superficie y está habitado por un único ciudadano y que os mostramos en el post. Esta frontera absurda es una metáfora de la frontera de cualquier nación. Un convencionalismo efímero, volátil y transitorio al compararlo con un marco más amplio como es la vida en la Tierra. Como el propio Rubén indica, repúblicas mínimas es un gesto tan inútil como cargado de significado. Para declarar estas repúblicas mínimas basta con:

1. Apropiarse de 100m2
2. Dibujar una frontera
3. Habitarla

Podéis ver más trabajos de Rubén Martín de Lucas en su web personal y seguir sus actualizaciones en la cuenta de Twitter @Martin_de_Lucas.
Vía: Vimeo.